Publicidad

Altas tasas de interés para combatir la inflación

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

No es ningún secreto que la inflación en Argentina esta poco menos que desbocada. Los aumentos de las tarifas de los servicios públicos, junto con los aumentos generalizados en los alimentos y otros servicios, como las escuelas, hacen que la inflación sea la principal causa de preocupación entre los argentinos.

En este contexto, luego de más de un lustro de inflación que ronda el 30% anual, el nuevo Gobierno comenzó a tomar medidas para mantener a raya la inflación y bajarla a valores normales, esto es, de un dígito. Sin embargo, para que se pueda lograr eso, aun tenemos al menos un par de años por delante. El desafío será tomras las medidas necesarias para marcar un rumbo descendente de la inflación, que se encuentra entre las mayores del mundo.

Una de las medidas que está tomando el Banco Central es la subida de las tasas de interés. La declaración, hecha por el mismo BCRA, fue interpretada en el mercado como un nuevo paso en la transición hacia un esquema de “metas de inflación”, común en todo el mundo pero que aquí en Argentina han quedado olvidadas durante una década.

Este esquema de combate a la inflación incrementará la eficiencia de la política monetaria en relación al logro del objetivo inflacionario, asegurando además que el tipo de cambio flote, pero no demasiado. Al concentrarse en la tasa devengada por las Lebac (las tasas de interés de referencia para todo el mercado) antes que en la cantidad de pesos absorbida, podrá relajar la presión sobre un instrumento que le había generado un perfil de vencimientos muy exigente y concentrado en el corto plazo.

No existe la magia

El presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, ha declarado en reiteradas oportunidades que no cabe esperar un impacto inmediato de la política monetaria sobre la inflación. De hecho, y según las opiniones generalizadas de los expertos, los estudios muestran rezagos de unos seis meses. El presidente del Banco Central, a su vez, adjudicó los niveles actuales de inflación a la “fuertísima expansión en los agregados que vivimos en la segunda mitad de 2015 y que tendrá efectos que se expandirán durante el primer semestre de 2016”.

Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *