Como Comprar Bonos

| 11 enero 2013 | 0 Comentarios

Una de las formas más sencillas de poder comprar bonos es a través de los bancos y finacieras, estas le brindan la posibilidad de poder comprar bonos tanto públicos como privados para todos aquellos que requieran del mismo y deseen comenzar a invertir o hacer crecer su patrimonio.

Un bono es público cuando el que emite el mismo es el estado en cualquiera de sus expresiones (Naciona, Provincial, o Municipal), en cambio el mismo es privado cuando el emisor es una empresa.

Uno de los requisitos para poder operar a través de esta modalidad es que sea cliente del banco, ya que puede adquirir bonos y operar con ellos a través de uno de los principales Agentes Extrabursátiles del mercado argentino. Solo debe de  tener una cuenta operativa en pesos y una cuenta custodia relacionada con la Caja de Valores, que es donde descansa su tenencia. Además, Contara con la más completa información brindada por este equipo de analistas profesionales de reconocida trayectoria y experiencia.

las opciones a través de un corredor de un banco financiero son dos :

  • La de Bonos Públicos.
  • La de Bonos Privados.
Entre los primeros, o sea los bonos públicos, podemos mencionar las siguientes opciones que se encuentran disponibles en el mercado:

  • La compra venta de títulos públicos, le permite al cliente comprar y vender cualquier título público o privado, lo que le permite invertir en activos de Renta Fija con distintos tipos de riesgo, dependiendo del plazo, moneda y origen del Bono.
  • A través del Lebac (letras del Banco Central de la Republica Argentina), los cuales son instrumentos de descuento (lo que se conoce en el mercado como cero cupón) de corto plazo que no pagan una tasa explícita. Se compran a descuento y al vencimiento se cobra el 100% de su valor nominal.
  • Otra de las opciones que tenemos son las Nobac (Notas del Banco Central de la República Argentina), las cuales son instrumentos emitidos por el BCRA a largo plazo y su estructura es como un bono, es decir con pagos periódicos y capital al vencimiento.
  • Uno de los más conocidos en la actualidad son los Boden, los cuales se emitieron luego de la salida de la convertibilidad, entre estos existen los Boden 12, 13, 14, entre otros, los números que que acompañan al boden hacen referencia al año de vencimiento del mismo, o sea plazo en el que el estado debe rescatarlos. Por su estructura son similares a los bonos tradicionales en donde se pagan cupones de interés en forma periódica y el capital, o bien se va amortizando durante la vida del bono o se abona íntegramente al vencimiento.
  •  Otra opción que se encuentran disponibles son los Bocones, los cuales surgieron luego de la salida de la Convertibilidad para cancelar deuda con jubilados y con proveedores del Estado; ocasionalmente, se siguen emitiendo para cancelar ciertas deudas del Estado como por ejemplo fallos a favor de familiares de desaparecidos o a farmacéuticos. La estructura de dichos instrumentos es una extraña combinación ya que no sólo tiene cupones de interés variable sino que además van amortizando capital parcialmente -por lo general mensualmente- y tiene en algunos casos períodos de gracia. Es decir que por un cierto tiempo no pagan ni intereses ni capital; éstos se adicionan al capital original.

Tags: , , ,

Categoría: Bonos

Deja un comentario


Logo FinancialRed