Publicidad

Inversión en Bonos

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Al momento de invertir dinero, los bonos pueden ser una buena elección, por eso hoy les ofrecemos una información actualizada de cómo hacerlo y que representa económicamente esta operación.
Cuando una empresa o un gobierno emite un bono, la cantidad emitida va a ser limitada.

En general las personas que ofrezcan el mejor precio por esos bonos son los que se los van a llevar. Es por eso que se habla de “una licitación de bonos”: es la técnica que se usa para vender un bono la primera vez que sale al mercado.
Los inversores compiten entre sí, todos quieren tener ese bono sobre todo si las condiciones de emisión son interesantes. Si muchos quieren tener ese bono que se está por emitir su precio va a ser alto y eso va a interesar a los compradores y vendedores.


A partir del momento en que se emite (la “hora cero”) podemos decir que se va formando el precio del bono.
Esto es lo que se llama la ley de la oferta y la demanda.
El valor de emisión (o valor nominal), cuando se lanza el bono, es el valor de lo que van a devolver cuando el bono llega a su vencimiento. Al venderlo antes del vencimiento, el precio varia se puede pagar mas o menos que el precio estipulado
El capital se paga al vencimiento del bono, aunque en ciertos casos el capital se puede pagar en cuotas, de manera fraccionada.
El valor residual corresponde al valor nominal menos el monto de lo que pagaron en capital (amortización).
Un bono es un título que representa la inversión y ese título se puede guardar o vender (negociar).
A partir del momento en que un bono es negociado su precio (o cotización) empieza a variar. Pero la oferta y demanda de bonos no depende tanto del “precio papel” o sea el valor nominal, sino de muchos elementos que tienen influencias sobre el valor real (o precio real) del bono.
Al invertir dinero en un plazo fijo se sabe perfectamente qué tasa van a pagar por ese dinero, con los bonos no es lo mismo la cantidad de plata que se invertir se calcula en base al precio del bono. Es decir que cuanto más alto sea el precio, menos rendimiento se obtiene y esto precisamente es porque la cantidad de intereses y capital que se va a devolver ya se ha establecido y esta cantidad no cambia.
Cuando una empresa o un país emite un bono, se supone que pide dinero prestado y que ese préstamo es por unos cuantos años. O sea que es muy probable que su valor vaya a cambiar. Cuando decimos que va a “cambiar” significa que el precio de un bono puede aumentar o bajar.
Siempre hay factores que modifican el rendimiento, los especialistas evalúan el rendimiento de un bono con una herramienta llamada TIR, la Tasa Interna de Retorno (en inglés se llama YTM).
Es importante tener en cuenta esta tasa antes de comprar un bono. Se puede conseguir consultando cualquier medio especializado. Esta tasa de rendimiento tiene en cuenta todos los intereses que se van a pagar durante la vigencia del bono. Pero aquí se considera que los intereses no se guardan sino que se vuelven a invertir en bonos o en otra inversión. Es un cálculo aproximado que permite saber dónde y cuándo invertir.
Así como la TIR permite estimar el rendimiento hay herramientas que permiten evaluar el riesgo de un bono. Por ejemplo a través de lo que se llama la “Duración Modificada” (o Modified Duration en inglés).
La Duración Modificada permite medir (en años) la sensibilidad del precio de un bono ante cambios en la Tasa Interna de Retorno (TIR). Es una medida muy útil porque te permite saber cuánto va variar el rendimiento de un bono ante pequeñas variaciones en su precio.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *