Publicidad

Se mantienen las tasas internacionales

El Emisor mantendría inalterada su tasa de interés en la reunión del viernes, al mantenerse controladas las expectativas y disminuir temporalmente la tensión en Grecia, opinaron de manera unánime los analistas en un sondeo de Reuters.

Se trataría del cuarto mes en el que la máxima autoridad monetaria del país mantiene en un 5,25 % su tipo de referencia, después de haberlo aumentado en 225 puntos base entre febrero del 2011 e igual mes de este año.
En la consulta entre 30 analistas, la mayoría descartó medidas adicionales por parte del banco emisor, mientras que sólo dos previeron que el organismo anunciará un aumento en su intervención en el mercado cambiario para suavizar la apreciación del peso, que acumula un 8% en lo que va del año, la mayor alza en el mundo en ese periodo.

“Esperamos que el Banco Central permanezca en pausa. Aunque las últimas minutas mostraron gran preocupación por la economía mundial, éstas han disminuido un poco con relación a la última reunión dado el resultado en las elecciones en Grecia”, dijo una
nota del Bank Of America Merrill Lynch.

“Esperamos algún tipo de acción en la parte de la divisa, que probablemente incluya una extensión de las compras de dólares, así como un aumento en su magnitud”, agregó.

El Banco Central está comprando en promedio US$20 millones diarios a través de subastas, un plan que tiene previsto hasta noviembre.

La mayoría de los analistas estimó que el banco mantendrá su tasa de interés en el actual nivel en lo que resta del 2012, ante el buen comportamiento de la inflación y la desaceleración en el ritmo de crecimiento de la cartera de crédito de consumo y el endeudamiento de los hogares, lo que se había convertido en una de las principales inquietudes del organismo.

Adicionalmente, disminuyó el número de los analistas que pronostican nuevos aumentos en el tipo, al tiempo que aumentaron las voces que se inclinan a que en los próximos meses la entidad comenzará a recortar su tasa de interés.

El sesgo bajista se fortaleció después de que el Gobierno reveló cifras del primer trimestre que mostraron una moderación en el crecimiento de la economía a un 4,7% interanual y un 0,3% trimestral.

A esos números se sumó la caída en abril de la producción industrial de un 1,6% interanual y de las ventas minoristas de un 2,8% , que despertaron los temores una mayor desaceleración en el segundo trimestre.

“Ahora vemos más claramente al Banco de la República pasando a un sesgo pesimista en la reunión del 29 de junio, seguido por un primer recorte (de la tasa) en la reunión de finales de julio, además de recortes de 25 puntos básicos en las reuniones de agosto y septiembre”, precisó un informe de JPMorgan.

La entidad redujo su estimación de tasa de interés para este año a un 4,5%, desde una de 4,75% que tenía hasta antes de la publicación de los datos del PIB la semana pasada.

El Gobierno bajó recientemente su meta de crecimiento de la economía para el 2012 a un 4,8%, desde un 5%.

Mientras, para el cierre del 2013 la mayoría de los analistas consultados proyectó que el tipo de referencia del Banco Central se situará entre un 5,25 y 6%.

Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *