VAN – Valor Actual Neto

| 6 mayo 2012 | 0 Comentarios

Por definición, el Valor Actual Neto (VAN) es la diferencia que existe entre el valor actual de los flujos de fondos de la inversión y el capital inicial necesario para realizarla.

Es decir, calcular el VAN sirve para traer los flujos de caja futuros al valor presente, descontados a una tasa de descuento específica, para así poder compararlos con el importe inicial (capital) de la inversión.

Como regla general, si el VAN es positivo – es decir, mayor a 0 (cero) – el proyecto es rentable y se recomienda realizar la inversión. Por el contrario, si el VAN es negativo (menor a 0), el proyecto no es rentable y debería rechazarse.  En caso de tener dos proyectos con VAN positivo, conviene elegir aquel con el VAN más alto.

Fórmula para calcular el Valor Actual Neto (VAN):

A = desembolso inicial

Qt = flujo de tesorería en el período T

k = costo de capital

n = vida útil estimada para la inversión.

Como dijimos anteriormente, Se entiende por VAN a la diferencia entre el valor actual de los ingresos esperados de una inversión y el valor actual de los egresos que la misma ocasione, pero a todo ello cabe hacerle una ampliación, para un mayor entendimiento en lo referente a las tasas.

VAN, Al ser un método que tiene en cuenta el valor tiempo de dinero, los ingresos futuros esperados, como también los egresos, deben ser actualizados a la fecha del inicio del proyecto.

La tasa de interés que se usa para actualizar se denomina “tasa de corte”

La tasa de corte va a ser fijada por la persona que evalúa el proyecto de inversión conjuntamente con los inversores o dueño.

La tasa de corte puede ser:

El interés del mercado: consiste en tomar una tasa de interés a largo plazo, la cual se puede obtener del mercado.

La tasa de rentabilidad de la empresa: Hay autores que consideran que el tipo de interés a utilizar dependerá de la forma en que se financie la inversión. Si se financia con capital ajeno, la tasa de corte podría ser la que refleja el costo de capital ajeno.

El capital propio tiene un costo para la empresa que es el mismo que la rentabilidad del accionista.

Una tasa cualquiera, subjetiva y elegida por el inversor.

Es la rentabilidad mínima pretendida por el inversor por debajo de la cual estará dispuesto a efectuar su inversión.

Una tasa que refleje el costo de oportunidad, sería la que se deja de percibir por invertir en un proyecto.

Existe un factor fundamental para él calculo de la tasa de corte, que es el capital de riesgo.

Si existe riesgo, la tasa de interés debe ser “mayor” a un proyecto que no tenga riesgo.

A su vez, existen dos tipos de riesgos:

– Riesgo país: Ej. Mide el mercado de capitales.

– Riesgo de negocio.

VAN = 0 (cero), significa que solo recupero la inversión inicial pero obtengo una tasa de rendimiento menor a la tasa de corte.

Tags:

Categoría: General

Deja un comentario


Logo FinancialRed